La iluminación LED ha venido abarcando mayor mercado estos últimos años aunque esta exista desde hace 30 años. Desde entonces, la iluminación LED se ha visto como la mejor opción de iluminación ante bombillas convencionales o fluorescentes; sin embargo… ¿Cuáles son las diferencias puntuales entre las bombillas convencionales y las bombillas LED?

Infografía luces LED LHLEDS

A continuación, te explicamos 5 puntos básicos para entender la diferencia de estas bombillas y el porqué en LHLEDS nos inclinamos a brindar soluciones integrales de iluminación LED:

  • Vida útil

Las bombillas convencionales sólo duran alrededor de 2.000 horas, incluso los ciclos de encendido afectan su vida útil, por lo que pueden degradarse antes.

A comparación de las bombillas clásicas, la iluminación LED tiene una vida útil entre 20.000 y 50.000 horas, equivalente a 6 años aproximadamente; cabe resaltar que estas bombillas son más eficientes por su propio proceso de generación de luz llamado electroluminiscencia.

Incluso las luminarias LED transforman hasta el 98% de su energía en luz y un 2% en calor, lo cual es una reducción de emisión de calor muy elevada.

  • Composición

Las bombillas convencionales o fluorescentes están hechas principalmente por gases y elementos tóxicos como el níquel y plomo, además de su elemento más conocido: mercurio. Esto trae como consecuencia que, en caso la bombilla se rompa, se recomienda ventilar el lugar, luego de un tiempo recoger las partículas y ponerlo en doble bolsa (con ayuda de guantes) e indicando con una etiqueta el contenido de esta.

Por el contrario, las lámparas LED están compuestas mayormente por materiales reciclables, de manera que no contienen mercurio, el componente más peligroso de las demás bombillas.

Oficinas iluminación LED LHLEDS
  • Versatilidad:

Las bombillas convencionales no se caracterizan por ser atractivas precisamente. En cambio, las bombillas LED se pueden encontrar en diferente variedad de formas y colores. Existen luminarias LED tales como tiras, balizas, reflectores, downlights, entre otros, según lo que necesite el cliente.

  • Medio Ambiente

Por un lado, tal como mencionamos anteriormente, las bombillas convencionales contienen mercurio, altamente tóxico para el medio ambiente y para las personas.

Por otro lado, cuando una compañía arma su infraestructura con energía LED, reduce considerablemente su impacto en contra del medio ambiente, ya que es una fuente de luz monocromática que no produce luz infrarroja ni ultravioleta.

Asimismo, las bombillas LED producen muchísimo menos calor a comparación de las bombillas comunes, puesto que reduce las emisiones de CO2 y lo hace más ecológico y ayuda a proteger el medio ambiente.

  • Precio y ahorro

Sin duda, un factor importante al elegir qué luminaria usaremos es el precio. Sin embargo, muchas veces no se mide el ahorro a largo plazo. Las bombillas convencionales se caracterizan por costar hasta la mitad de una bombilla LED, sin embargo, a largo plazo el ahorro es mayor con luminarias LED.  ¿Por qué? Pues esto se debe al tiempo de vida útil, al ser una gran diferencia, el ahorro a largo plazo es significativo. El uso de energía LED puede significar como mínimo un 50% más de ahorro a comparación de las lámparas fluorescentes o lámparas incandescentes.

¿Deseas conocer más sobre iluminación LED o tienes un proyecto de iluminación? Estamos para ayudarte aquí.